14/7/10

Matrimonio gay -reflexión desde el punto de vista religioso-

Debate tal vez agotado y del cual se ha hablado ya demasiado últimamente, pero quiero dar mi opinión al respecto.
Lo que pasa es que después de la "multitudinaria" marcha de ayer terminé saturándome de la idiotez, la hipocresía, la ignorancia y el odio humano.
Hoy se debate en el senado una ley que es en pos del avance cultural, de la aceptación de las minorías y de decirle una vez más basta a la discriminación. Pero resulta que hay unos tontos -perdón, pero así es como me voy a referir a ellos a partir de ahora- que se les ocurrió hacer una marcha en contra de esta ley. ¿Puede una ley cuyos fines sean esos que enumeré más arriba ser algo malo y merecer una marcha en su repudio? Parece que para algunos tontos, sí.
Esta gente se basa en la fe católica y cristiana sobre todo. Esta gente dice:

"nadie discrimina; sino que hay una ley que marcó Dios y es la que tenemos que seguir"

"Nadie está en contra que cada cual detrás de las cuatro paredes haga lo que quiera, pero... no sé... me parece un poco... dos hombres besándose... ¿no?"

Es sólo el comentario de una misma persona, pero el discurso se repite constantemente así que con éste basta.
En fin, quiero decirle a esta gente que me cuesta entender lo que ellos entienden por "ley de Dios". ¿Qué es lo que a ustedes les hace pensar que su Dios -que también es el mío- está a favor del odio y la discriminación? ¿Qué acaso no leyeron la Biblia? Pienso que de ser tan creyentes al menos deben de haber leído aquel libro en el que se basa TODA la fe cristiana. Parece que no.

detrás de las cuatro paredes es reclusión; es encierro y es odio. ES DISCRIMINAR.

Le comento a todos los "católicos" -y hablo por ellos que son los que me competen- que fueron ayer a esa marcha, que hubo un señor llamado Jesús que tal vez conozcan bien. Todo lo que ustedes creen está basado en las enseñanzas que nos dejó Él en sus 33 años de vida, que fueron las mismas que después de su muerte se encargaron de transmitir sus apóstoles al resto del mundo. Una de las grandes cosas que hizo este hombre fue resumir TODA la biblia en una simple frase, un simple nuevo mandamiento que suprimía y a la vez contenía también a los diez mandamientos del antiguo testamento:

"Les doy un mandamiento nuevo: ámense los unos a los otros como yo los amé".

Y eso es todo.

Lamento informarles que en esa frase se basa la fe cristiana. En amar al otro, al prójimo, en aceptarlo, en brindarle ayuda.

Estoy seguro de que los tontos que asistieron ayer a esta marcha son aquellos que van los domingos a misa para limpiar culpas y así estar bien durante la semana sin hacer acto de bien alguno. Y es una rutina que se repite constantemente.

Entonces, si Jesús dice que nos amemos ¿Por qué odiar? La discriminación es odio. No hay vuelta que darle. ¿Por qué si seguimos una religión que está basada en el amor no vamos a dejar que dos personas se amen?

Saliendo un poco del tema religioso, otra de las cosas que argumentan son:

"y en la reunión de padres, ¿cómo le explico yo a mi hijo por qué el compañerito tiene dos papás o dos mamás y no un papá y una mamá como el resto?"

Señora, si usted no le sabe explicar a su hijo, es problema de usted. ¿Cómo es que sí aprendió a explicar el divorcio? ¿Qué pasa con aquel chico huérfano que perdió a sus padres? ¿Por qué en vez de querer coartar la libertad de dos personas que se aman y que quieren brindarle amor y techo a otra que no tiene absolutamente nada?

"Los compañeros en la escuela lo van a discriminar y hacer a un lado":

Los hijos en edad escolar son un reflejo de sus padres, copian absolutamente todo lo que ven y escuchan en la casa. Lo van a discriminar y a hacer a un lado porque USTED les está diciendo que lo hagan.

Como todo, es una cuestión de educación que empieza por la casa.

Volviendo al plano religioso, sólo les pido una cosa: Dejen de enarbolar la bandera de su Dios a favor del odio. Su Dios es un Dios del amor y no del odio.

Como heterosexual católico apostólico romano me proclamo A FAVOR del matrimonio de personas del mismo sexo. Me proclamo A FAVOR del amor.

Amén.

2 comentarios:

antonellabrayotta dijo...

me gusta mucho la imagen san
parece un corazon de gelatina de frambuesa, o mas bien un chupetin, pero de esos de tipo chupaleta! jeje

Rodrigo dijo...

Excelentes palabras. Impecable comentario, Santi.
Me emocionó, sobre todo, el último párrafo.
Qué bueno es saber que hay gente que apuesta al amor por sobre todas las cosas y que se compromete con este tipo de causas haciéndolas propias.
Gracias por el apoyo y por aportar un granito de arena más para educar a los "analfabetos del amor".
Un abrazo.