12/11/09

¡A jugar!

Me cuesta entender a aquellas personas que viven mirando hacia el pasado y que creen fervorosamente que todas las costumbres de hoy son malas o que, comparadas con las de su época carecen de todo valor o diversión. Legué a plantearme todo esto cuando en el progama de Adrián Noriega, que va por la madrugada de Radio 10, la consigna era hablar de cosas a las que uno jugaba en su infancia. Por supuesto que la gente que escucha el programa - que resulta ser muchísima a pesar de la hora- se entusiasmó mucho y comenzó a compartir sus juegos mediante llamados telefónicos y mensajes de texto. Juegos como la payana o dinenti, la escondida, el elástico, las bolitas, la tapadita, la gomera u honda, los rastris, los soldaditos, el martín pescador y muchos otros más fueron colmando la transmisión del programa en boca de los oyentes o del mismo presentador. Por supuesto que muchos de estos juegos venían acompañados de frases como: "¡y cómo nos divertíamos!, no como ahora", "los chicos de ahora se la pasan con la computadora", "cómo se ha perdido todo", "qué lástima que se haya olvidado todo esto", etcétera.
En lo personal, tuve la "suerte" de poder conocer muchos de esos juegos en mi infancia. Sí, yo jugué a las bolitas, a la tapadita - con cartas de pokemón o dragon ball - y a la payana y a los soldaditos y a los playmóbiles, pero también me pasé horas con la evolución family-sega-playstation. Incluso ahora sigo jugando. Mientras era chico tuve que soportar estos comentarios aunque sí jugaba a muchos de los juegos que la gente consideraba "perdidos". Tuve la suerte -ahora sin comillas- de estar en el umbral de los juegos convencionales y de los modernos. Pero ahora bien, situémonos en el día de hoy y en los chicos que han cambiado la tapadita por la play y las bolitas por los bakuganes -unos bichitos muy extraños que pelean entre sí gracias a unos imanes; soy profesor en primaria y jardín de niños, imposible no conocerlos.¡Ah! ¡Ellos sí que no saben divertirse! ¡Ahora los chicos se aburren de nada! Famosas afirmaciones de ancianos -y no tanto- que de la niñez les queda un hermoso pero muy distante recuerdo. Personas a las que les es imposible concebir cómo es que para un niño no es divertido hacer girar una rueda por el piso con un palo y sí hacerle cinco goles al Barsa con Cristiano Ronaldo. ¿Y si lo damos vuelta? Los chicos de hoy no entienden cómo es que para los más grandes no es divertido hacerle cinco goles al barsa con Cristiano Ronaldo y sí hacer girar una rueda por el piso con un palo. De hecho, creo que suena más sensata esta segunda afirmación.
Los tiempos cambian, no existen épocas mejores ni épocas peores. Existen épocas diferentes y punto -siempre hablando de este tipo de cosas, claro, porque hubo épocas de guerra y hambre donde por supuesto estamos mejor ahora, y épocas en las que la contaminación mundial no era tan temible como lo es hoy.
Siempre lo viejo fue mejor que lo nuevo, ¡y claro que es así! ¡por supuesto! Para cada uno es definitivamente así. Para lo que uno siente y con lo que uno vivió experiencias hermosas. Mas no me asombraría, de hecho lo afirmo, que dentro de cincuenta o sesenta años los hoy niños no entiendan cómo sus nietos prefieren jugar con juegos de realidad virtual súper avanzada que -según se dice- pueden causar cáncer y no disfrutar de un partidito al winning eleven.
Hubo sí un llamado en el programa de Noriega que desató todos estos pensamientos. Una voz ya muy mayor dijo:

"Nuestro juego era la escondida cuando sonaba la sirena, porque si no te escondías, te morías"

Ése, mis queridos adultos y mis queridos niños, es un juego que EN VERDAD -a diferencia de la computadora y los videos- causa mucha bronca y lástima que haya tenido que jugarse.

3 comentarios:

Dalmiro Cordeyro dijo...

Interesantisima reflexion...
vas a ver como vamos a caer en eso de 'corsos eran los de antes'
¡Dalo por hecho!

Es un poco el sentido de pertenencia a algo, nuestra fe o supersticion y el hecho de que el hombre no es ahistorico (me re embarre con eso)

un abrazo!

Anónimo dijo...

nose como llegue aca pero me gusto al refleccion........

igual creo que lo de los juegos en parte tiene que ver en lo que se va transformando el mundo, hoy vivimos en un mundo de consumismo,por eso un chico hoy se aburre mas facilmente que uno lo era antes,hoy el ser humano deja de ser un humano para ser un simple objeto de consumo que consume,lamentablemente en eso nos convertimos cada dia mas.......

y mientras pensemos que el progreso es lineal,cuando en realidad el progreso es contradiccion,superacion y creacion,pero el mundo no ve generalmente eso,asi que de a poco nos vamos volviendo uno en sociedad y siendo todos cada vez mas parecidos,mas maquinas,mas un simple objeto,y los juegos dejan de ser juegos,y son simplemente una distraccion que a la ves es una forma de encerrarnos mas en este mundo,para que sigamos dormidos y no despertemos....

Anónimo dijo...

Completamente de acuerdo, los escalofríos me llegaron hasta los talones con lo que dijo el señor mayor.


Pasaba por acá nomás, como siempre que busco leer algo interesante!

Ceci, Z.